29 de noviembre de 2015

3as Jornadas bellotiles de Villena

Por tercer año se ha realizado una siembra de bellotas de encina en la Sierra de la Villa, un paraje gravemente alterado por la presión y proximidad de la población.
  La actividad supuso un verdadero éxito de participación. Como en anteriores convocatorias, estas acciones tienen varios objetivos: por una parte la reforestación y recuperación de unos espacios gravemente alterados que han perdido su masa vegetal natural y que conlleva a una pérdida irreversible del suelo si no se actúa en consecuencia, y por otro lado, contribuir a la participación activa de la ciudadanía en la recuperación de nuestros espacios naturales.  
 La Sierra de la Villa por su proximidad a la ciudad de Villena, ha sufrido por la acción del ser humano una fuerte alteración de su cubierta vegetal. Tradicionalmente, la deforestación de esta sierra ha sido paliada con la introducción del pino carrasco, un árbol con una gran capacidad de soportar las duras condiciones de esta sierra. Gracias a estas plantaciones llevadas a cavo a principios y mediados del siglo XX, se combatió la erosión y se evitó en determinadas zonas la pérdida de suelo consecuente de la eliminación de la masa vegetal de la sierra. 
Imágen de Villena, año 1.924, al fondo la deforestada y erosionada Sierra de la Villa
Si bien es cierto, desde el punto de vista de la recuperación de espacios naturales es necesario seguir trabajando para la mejora de estas recuperaciones, como la repoblación con especies autóctonas, la sustitución paulatina de especies frugales como el pino carrasco por especies forestales más apropiadas como la encina, etc. Por estos motivos, las actuaciones de siembra de bellotas de encina y otras plantas autóctonas como el enebro o la sabina, son necesarias para recuperar especies que abundaron en el pasado y que constituyen el verdadero bosque mediterráneo en nuestra comarca.
Paraje objeto de recuperación forestal

Grupo de voluntarios durante la siembra de bellotas
Este año se ha efectuado la siembra de 2.000 bellotas en el mismo lugar que hace 30 años otros colectivos hicieron suyo este principio de regeneración del bosque con bellotas de encina y coscoja (asociación “La Bellota”, “Centro Naturalista de Villena”, etc). Estas plantas ya están produciendo sus propias bellotas y han formado pequeños bosquetes donde se puede apreciar hoy en día que determinadas acciones son capaces de conseguir que especies eliminadas de esta sierra vuelvan  a ocupar su lugar.
Con la finalización de la tercera campaña continuada  de reintroducción de especies autóctonas en la Sierra de la Villa, agradecemos la participación desinteresada de los voluntarios que formaron parte de esta jornada para la recuperación de nuestro entorno natural.