22 de mayo de 2019

LA LAGUNA DE VILLENA


Desecada ente los años 1803 y 1806 con la autorización del Rey Carlos IV, la Laguna de Villena fue hasta la fecha un espacio natural de primer nivel medioambiental.   
 
Importante núcleo de biodiversidad con grandes valores ecológicos y culturales para los habitantes de la zona que quedaron reflejados en los restos arqueológicos hallados en lugares como el Cabezo Redondo, la Cueva del Lagrimal o la Huesa Tacaña. También en los relatos y documentos de personajes históricos se hace referencia a la laguna y los recursos naturales que ofreció.

Sus aguas mantuvieron una riquísima variedad de organismos entre los que destacan grupo de las aves, pues este humedal ofrecía un lugar para su reproducción, invernada o refugio de decenas de especies que precisaban de este tipo de ambientes para sobrevivir. Lugar de paso y descanso para los migrantes de entre la parte continental ibérica y las áreas costeras, donde en la actualidad todavía se pueden observar garzas, avefrías, patos, andarríos, agachadizas, chorlitejos y cigüeñuelas que llegan atraídas cuando las aguas de la laguna aparecen someras.  

 
Garcilla bueyera

Otra especie sin la cual no se podría escribir sobre la historia natural de La Laguna de Villena es el fartet; ese pequeño pez que en tantas ocasiones nos hemos referido, cuya singularidad adquirida por el aislamiento geográfico ofrecido por las aguas de la laguna hicieron de él uno de los elementos vivos de mayor relevancia de la provincia de Alicante. Primero relegado a la Acequia del Rey y posteriormente EXTINGUIDO de su medio natural, el fartet siempre ha sido uno de los objetivos primordiales en conservación a nivel local hasta su reintroducción en el medio natural en el año 2016.  

 Fartet en la Laguna de Villena

En la actualidad, gran parte del humedal aparece parcelado o convertido en extensiones yermas y cultivos de relativa productividad agrícola.  Sólo tras los grandes episodios de lluvias recupera su carácter de humedal y de laguna estacional. 
Tras las inundaciones, zonas encharcadas y acequias permiten la presencia de fauna de gran interés. Las tierras quedan entonces anegadas por las aguas de escorrentía y afloramientos que bajan desde los cabezos y toda el área circundante, transformándose en un enclave único en el territorio. Junto con la Acequia del Rey, algunas acequias mantienen agua durante todo el año recibiendo diversos aportes hídricos, creando un ecosistema de altísimo valor ambiental.  
 
Las lagunas y zonas húmedas continentales son los hábitats más sensibles, frágiles y vulnerables a las alteraciones humanas y a los efectos del cambio climático. Son un recurso hídrico natural que además alberga una importante comunidad biológica con numerosas especies amenazadas.

 Vista de los bancales anegados tras las lluvias en la Laguna de Villena

Con algo más de 717 hectáreas la Laguna de Villena está declarada figura de protección como Zona Húmeda desde el año 2002 e incluida como Lugar de Interés Comunitario (LIC) desde 2001; aún así, se trata de un lugar prioritario de conservación y precisa de su Reconocimiento, Recuperación y Protección, siendo necesarios compromisos sociales, municipales y autonómicos para su declaración como Zona  Especial de Conservación para formar parte de la Red Natura 2000 y convertirse en la reserva natural que merece.

JCHB

5 de marzo de 2019

EL BÚHO REAL EN VILLENA

Ya van por el mes de marzo los búhos reales incubando sus puestas sobre los roquedos y barrancos de nuestros montes. Desde la castigada Sierra de la Villa hasta la Sierra de Salinas e incluso en la Laguna de Villena se puede detectar la presencia del gran búho. Su población ha aumentado en esta última década, llegando a ser la segunda rapaz nocturna más abundante en Villena.

Búho real en Villena
Fotografía: Rosalía Alonso

Hembra incubando la puesta
Fotografía: Rosalía Alonso

Estimamos un mínimo de 20 parejas para el término municipal, aunque esta cifra podría ser significativamente mayor. Prueba del aumento de la población queda reflejada en la cantidad de ejemplares localizados heridos o muertos en distintas circunstancias. Durante 2018 al menos 6 búhos reales accidentados han sido localizados, de los cuales 1 ejemplar muerto en una cantera, 1 muerto en barranco, 1 muerto por electrocución y 3 ejemplares que quedaron atrapados en el vallado de distintas parcelas; solamente 1 de los búhos atrapados en vallado pudo ser liberado con vida y llevado al centro de recuperación de fauna.
                                                                     
Propio de ambientes montanos, laderas o barrancos, el búho real es una especie que se adapta muy bien al medio siempre que aparezca el conejo, la especie principal de la que se alimenta. Abundante hoy en día por cualquier zona de Villena el conejo en el campo ha beneficiado la proliferación del búho y la ocupación de áreas donde antes no era frecuente. 
También otras especies de vertebrados completan su dieta, como la rata parda y el erizo europeo, así como diferentes especies de aves e incluso otras rapaces como el cernícalo o nuestra querida lechuza; es probable  que la desaparición de esta en nuestros campos tenga mucho que ver con la aparición del búho real en los lugares donde la lechuza habitaba.

En periodos de abundancia de alimento y si las condiciones ambientales son favorables, los depredadores experimentan un aumento lógico de sus poblaciones que a su vez afecta al resto de especies que habitan en un determinado lugar.

Quizás el búho real no sea el último gran depredador que veamos por estos lugares.



                                                                
JCHB

25 de septiembre de 2018

JORNADA PARA LA OBSERVACIÓN DE AVES RAPACES EN MIGRACIÓN


Un nuevo año participamos en el censo de rapaces formando parte de la red de estaciones para el seguimiento de la migración diurna de rapaces en la Comunidad Valenciana organizado por la Societat Valenciana d´Ornitologia. 



Pasaremos la mañana observando el cielo para ver el paso de aves rapaces que en estas fechas están en plena migración y recopilar así información para comprender mejor las rutas que utilizan estas aves al cruzar por nuestra comunidad y estudiar la evolución de sus poblaciones.


Trataremos de identificaras en pleno vuelo, viendo sus rasgos distintivos de plumaje, mediante su tipo de vuelo o por el comportamiento que tenga el ave en el momento en el que la avistemos.


Programa

Próximo domingo 30 de septiembre de 2018

- Jornada de seguimiento y observación de aves rapaces en su paso migratorio desde la Sierra de la Villa.

Horario de la actividad: 8:30 a 13:00

Lugar de encuentro: Explanada del paraje de las Cruces.

Realizaremos una subida por la senda del PR hasta el Collado de la Minica de los Colores, una vez alcanzado el collado continuaremos por la senda hacia el punto de observación próximo al "Castillico de Salvatierra" para realizar el censo de aves.


*Recomendamos llevar calzado adecuado, gafas de sol, gorra/chubasquero, agua y almuerzo. Si tienes prismáticos, no olvides echarlos en la mochila, si no, nosotros te dejaremos unos.





Te esperamos

Fotografías: M.A. Berbegal

18 de septiembre de 2018

2º HACKING DE LECHUZA - 2018

PROYECTO PARA LA RECUPERACIÓN DE LA LECHUZA COMÚN EN VILLENA

A finales del pasado mes de julio, recibimos 3 nuevos pollos de lechuza procedentes del Centro de Recuperación de Fauna de Santa Faz para formar parte del proyecto para la recuperación de esta rapaz en Villena.


La actuación se ha realizado en las mismas instalaciones donde un mes antes se había realizado con éxito la primera introducción de lechuzas mediante la técnica de "hacking". Aquí, han completado su desarrollo y su adaptación al medio que les rodea y ya forman parte de la población salvaje de lechuza.


Ya son 6 los ejemplares que se han liberado mediante esta técnica este 2018 en el término de Villena.


Como mencionábamos en otra publicación, las causas mayores que están provocando la ausencia de lechuza en nuestros campos están relacionadas con la pérdida y transformación de su hábitat, y el uso de venenos sistémicos como los utilizados para roedores, base fundamental de la alimentación de las lechuzas.

Además, los atropellos en carreteras siguen siendo las principal causa de muerte de estas rapaces.


Conservación: La lechuza y la agricultura

Se ha confirmado que la aparición de lechuzas en cultivos que han sido afectados por ratones, topillos u otras especies perjudiciales es la medida más efectiva para su control y mejora de los cultivos circundantes.

Una sola pareja de lechuzas puede consumir en un año alrededor de 1400 ratones. Sin duda alguna, no existe en el mercado un veneno capaz de combatir a los roedores de la manera que lo pueden hacer estas aves.

Por lo cual, favorecer la ocupación natural de la lechuza en un territorio y que esta sea comprendida como una especie altamente beneficiosa para la agricultura y el medio ambiente, puede ser una herramienta imprescindible para conseguir una agricultura más ecológica y sostenible, e incidir por tanto en la conservación de esta especie amenazada.

Pollos volanderos en la caja-nido

La realización de proyectos conservacionistas con especies como la lechuza común conllevan con la ciudadanía un trabajo paralelo de concienciación, educación y respeto por el entorno, así conjuntamente, precisan de cambios drásticos en los modelos de desarrollo actuales los cuales están provocando alteraciones evidentes en la estabilidad de las poblaciones de las especies silvestres. Sin estos cambios, primeramente sobre la conciencia ciudadana y posteriormente sobre el desarrollo, la agricultura y en definitiva al uso actual que se le está dando al medio natural que nos rodea, no  servirán de nada los esfuerzos realizados en los programas y proyectos de recuperación de especies amenazadas.


Si eres propietario de alguna parcela en el campo o la huerta de Villena y quieres participar en la recuperación de la lechuza común puedes colaborar instalando una caja-nido para lechuza y otras rapaces. Escríbenos si están interesado para formar parte del proyecto: salvatierravillena@gmail.com


JCHB

20 de junio de 2018

PROYECTO PARA LA RECUPERACIÓN DE LA LECHUZA COMÚN EN VILLENA


Una de las especies de nuestra fauna nocturna que ha sufrido un alarmante declive en toda la península ibérica y especialmente en el levante y sur mediterráneo es la lechuza común. En la comarca del Alto Vinalopó la situación es verdaderamente crítica. De los al menos 13 territorios ocupados en el año 2001 (CAMPOS, B. et al. 2001. Atlas de las Aves Nidificantes del Alto Vinalopó (Alicante). AVIANA); solamente se han localizado durante la realización de este trabajo un mínimo de 4 territorios posibles.

Las causas de esta dramática situación son evidentemente demasiadas para mantener una población estable de lechuza en el conjunto del territorio. Entre ellas la intensificación de la agricultura extensiva, los cambios en los usos tradicionales de la huerta y la pérdida de hábitat han sido las claves definitivas para la pérdida de esta rapaz en las noches de nuestros páramos.
El proyecto para la recuperación de la lechuza en Villena se ha planteado desde un modelo de acción directa para incrementar la población de lechuzas mediante la mejora de puntos para su reproducción y el refuerzo con ejemplares procedentes de centros de recuperación de fauna salvaje.

Censo de los territorios ocupados
Realizamos salidas al campo para evaluar la situación actual y conocer la presencia o ausencia de lechuza en territorios ocupados con anterioridad. Estas salidas están basadas en la observación directa en el campo, escuchas nocturnas y búsqueda de rastros que denoten la presencia de la rapaz. Lamentablemente, obtenemos unos resultados de presencia de lechuza inferiores a lo esperado.

Colocación de cajas nido para favorecer la reproducción.

Otro de los factores que está influyendo en la desaparición de las lechuzas en el territorio es la pérdida de espacios adecuados donde criar. Para favorecer esta situación se destina parte del proyecto a la fabricación de cajas-nido con unas dimensiones y características específicas para lechuza. Las cajas son colocadas en lugares que consideramos favorables para su ocupación de forma natural, principalmente sobre infraestructuras abandonadas, próximas a terrenos abiertos como la huerta de Villena.


Reforzamiento de la población

Pollos de lechuza cedidos por el Centro de Recuperación de Fauna de Santa Faz


Dada la situación en la que se encuentra la lechuza común en la actualidad, para poder incrementar el número de parejas es necesario el aporte de ejemplares nuevos que puedan reforzar la población y colonizar territorios desocupados; para ello nos servimos una técnica llamada “hacking”, que consiste en la crianza de pollos de lechuza en condiciones supervisadas hasta que ellos mismos abandonan el nido. El pasado 24 de mayo, el Centro de Recuperación de Fauna de Santa Faz, nos cede 3 pollos de lechuza para la realización de dicha técnica de refuerzo de la especie. Las lechuzas ya han abandonado la caja-nido y se encuentran por las inmediaciones del lugar donde se está llevando a cabo el hacking. Se les seguirá aportando alimento hasta que sean capaces de cazar y alimentarse por si mismas, momento en el que daremos por finalizado el proceso.









Hacking de lechuza 2018 - Asociación Salvatierra

Para la conservación de una especie tan ligada al medio rural como la lechuza común es imprescindible un uso más tradicional y respetuoso con el entorno, conservando lindes y márgenes naturales de caminos, limitando el uso de plaguicidas, especialmente los destinados para el control de roedores, limitar la velocidad de vehículos en carreteras y caminos de espacios sensibles por la presencia de rapaces nocturnas, y en definitiva la protección y conservación de nuestros campos.


JCHB


AGRADECIMIENTOS:



Pendiente de colaboración:




24 de abril de 2018

JORNADA PARA LA OBSERVACIÓN DE AVES ESTEPARIAS




CONTENIDO:
Jornada ornitológica para la observación de aves asociadas a las estepas cerealistas en el Valle de los Alhorines de Villena.

Aplicaremos conceptos básicos para la iniciación a la ornitología, la observación y la identificación de especies.

FECHA Y HORARIO:
Domingo 6 de mayo de 2018, hora de inicio 08:30, hora de finalización aproximada 13:00.

LUGAR DE ENCUENTRO:
08:30 - Junto gasolinera La Morenica.

Desde el punto de encuentro nos desplazaremos por la autovía de Alicante A-31 para tomar la salida hacia Fontanars dels Alforins, para llegar hasta la vereda de la Zafra donde aparcaremos y comenzaremos la ruta que discurre por el PR-197; llegamos la paraíso de los alaudidos; calandrias, cogujadas y terreras nos acompañarán por todo el recorrido. Durante esta primera etapa también podremos ver distintas especies de rapaces como cernícalos, aguiluchos, ratoneros y con algo de suerte, alguna de las grandes águilas que cazan en el valle.
Llegaremos al embalse de San Diego (actualmente sin agua) donde contemplaremos las impresionantes dimensiones de su infraestructura. Lo rodearemos y continuaremos un recorrido hasta llegar de nuevo a la vereda de la Zafra.   

Recorrido: 10 km


PARTICIPANTES:
Actividad gratuita para público en general (no es necesario poseer conocimientos previos sobre aves o medio ambiente). 

OBSERVACIONES GENERALES:
· Llevar calzado y ropa adecuada para caminar y a ser posible que no sean de colores llamativos.
· Se recomienda llevar agua, almuerzo y gorra.

CONTACTO:  
660 92.63.51
salvatierravillena@gmail.com



3 de diciembre de 2017

SITUACIÓN DE LA JARA BLANCA EN LA SIERRA DE SALINAS

La jara blanca (Halimium atriplicifolium), sigue estando considerada como Especie en Peligro de Extinción en el Anexo I del Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazadas. Sus únicas poblaciones conocidas en territorio valenciano están localizadas en la Sierra del Algayat en La Romana y nuestra población local ubicada en la Sierra de Salinas, ambas localidades en la provincia de Alicante.

Tras 5 años consecutivos realizando actuaciones en la Sierra de Salinas dedicadas a su conservación, exponemos los siguientes resultados y conclusiones:

La población de jara blanca en la Sierra de Salinas está formada por 72 ejemplares, los cuales deben ser diferenciados en dos grupos principales; por un lado la población silvestre, formada por escasos ejemplares dispersos a lo largo de la sierra y por una gran población en un área muy localizada (E. Durá, J. Hernández y P. Hernández, 2010); y por otro lado la población reintroducida, la cual se encuentra divida en distintas subpoblaciones, creadas con el objetivo de conectar la población más meridional con la población más al norte (formada por un único ejemplar). Actualmente, la población reintroducida, formada por ejemplares procedentes de las actividades de recuperación realizadas por la Asociación Salvatierra desde el año 2013, es la mayor población de jara blanca en la Sierra de Salinas y representa el 55% de la población total conocida.

AMENAZAS

Incluso con la creación de nuevas subpoblaciones que han permitido aumentar significativamente la colectividad total de jara blanca, el taxón sigue siendo muy escaso en el entorno de la Sierra de Salinas y su población dista todavía de estar a salvo.

La población silvestre se encuentra gravemente amenazada por el fuerte impacto que está ejerciendo la ganadería ovina, la cual pasta y trasiega en semilibertad sobre el núcleo de mayor número de ejemplares. Así mismo, la sucesión vegetal progresiva natural en el área donde se ubica la población silvestre está ocasionando la sustitución de la jara blanca por otras especies vegetales, además de un cambio en la ecología del terreno. A las amenazas mencionadas, es preciso añadir la pérdida directa de ejemplares por la eliminación del  sotobosque en los lindes de la carretera por trabajos silvícolas de mantenimiento de caminos y limpieza forestal. Todas estas situaciones han provocado la reducción de la población silvestre en un 38 % desde el año 2014 (SALVATIERRA; 2014-2017).

Es preciso mencionar que debido a que se trata de una especie pirófila, es decir, adaptada a tener una ventaja respecto a otras plantas tras acontecimientos como los incendios forestales, puede ocasionar que dicha adaptación se convierta en una desventaja cuando no se den las condiciones mencionadas.
También hay que considerar que puede tratarse de una especie que está sufriendo los efectos del cambio climático al crecer en claros y lugares soleados donde ya no se dan las condiciones ecológicas adecuadas el tiempo suficiente para la regeneración de nuevas plantas, lo que está provocando el envejecimiento de la población silvestre y una disminución de su área de distribución.





Conviene, por tanto, continuar con el seguimiento de la población silvestre y la búsqueda de nuevos ejemplares en la Sierra de Salinas además de tomar medidas urgentes para su protección y conservación.


JCHB

26 de noviembre de 2017

EL ZORRO, EL ALIADO DEL CAMPO

Dar muerte a los zorros en las jornadas de caza forma parte de la cultura irresponsable de nuestra sociedad de cazadores de escopeta, furtivos y propietarios de fincas, que bajo el amparo de la ley de caza o al margen de esta, disparan, maltratan y asesinan a cientos de animales durante todo el año. La transmisión de padres a hijos por el desprecio hacia ciertas especies de nuestra fauna ha provocando la ruptura de las relaciones naturales entre las especies que habitan en nuestros campos.

 Zorro abatido por cazadores en los alerdedores de Villa Ventín (Nov-2017)

Águila real abatida por cazadores en los Alhorines (May-2017)


Su mala fama dentro de ciertos sectores de la sociedad ha provocado la persecución directa del zorro desde antaño. Aun así, no se ha conseguido eliminar su presencia en el campo, es más, en las localidades donde se abaten zorros, hay mayor densidad de estos que en localidades donde no se les da muerte. 
Por el contrario, se ha conseguido romper el efecto controlador que ejercen estos animales sobre otros, ya que sin la acción de depredación del zorro, otros animales como el conejo de monte han proliferado desmesuradamente provocando así un impacto dañino sobre la agricultura, infraestructuras y el hábitat. 
Las superpoblaciones de conejos son la prueba más evidente del desequilibrio provocado por la persecución y eliminación directa de los depredadores de nuestro territorio.

El zorro es el mejor aliado para agricultores, cazadores y gente rural, pues se trata sin duda de la especie silvestre que más efecto ejerce como controlador y a la vez conservador de poblaciones saludables de nuestra fauna. La eliminación de aves rapaces, zorros y mustélidos e incluso reptiles como las grandes culebras, reportan una pérdida de biodiversidad con efectos irreversibles para nuestros campos.

Quizás sea el momento en el que la sociedad en sí se responsabilice en educar, informar y convencer a esa otra parte desinformada y tozuda que se empeña en destruir la vida salvaje sin ningún apego hacia la conservación y el bienestar.

Respeta la vida.
 Fototrampeo Salvatierra en Villena    


                  JCHB

23 de septiembre de 2017

JORNADA DE SEGUIMIENTO DE LA MIGRACIÓN DIURNA DE RAPACES

El pasado domingo 17 de septiembre, con buena copañia, viento de levante y parcialmente nublado, disfrutamos de una jornada de observación de aves que por estas fechas pasan migrando hacia las zonas de invernada.

Desde el alto más merional de la Sierra de la Villa, donde se encuentra nuestra estación de observación, pudimos ver cierto número de especies sobrevolando la sierra para cruzar directos hacia el sur. 

Destacamos la observación en plena migración de una carraca, un ave de un bello plumaje con coloridos tonos azules y castaños, que está sufriendo una alarmante disminución en gran parte de Europa y también en la Península Iberica. Además pudimos disfrutar del paso de 7 cernícalos vulgares, 2 águilas culebreras, 1 aguilucho lagunero, 4 gavilanes, 1 azor y 5 buitres, el primero de estos últimos sobrevoló muy próximo al grupo de observación siendo muy bien recibido por todos.

Desde Salvatierra, agradecemos la participación en la actividad de todas las personas que estuvieron con nosotros pasando la mañana mirando al cielo.





13 de septiembre de 2017

JORNADA DE SEGUIMIENTO DE LA MIGRACIÓN DIURNA DE RAPACES


Nos encontramos en plena época de migraciones y es en este momento cuando podemos disfrutar de la observación de cierto número de rapaces en su paso migratorio hacia el sur de la Península Ibérica y el continente Africano. Con la ayuda de unos prismáticos y teniendo algo de paciencia, observaremos el vuelo de águilas, gavilanes, abejeros, aguiluchos y halcones, además podremos ver otras especies no rapaces que también viajan siguiendo su ruta hacia el sur.

Programa

Próximo domingo 17 de septiembre de 2017
- Jornada de seguimiento y observación de aves rapaces diurnas en su paso migratorio desde la Sierra de la Villa.


Horario de la actividad: 9:00 a 13:00


Lugar de encuentro: Explanada del paraje de las Cruces.


Posteriormente subiremos hacia el punto de observación en el "Castillico de Salvatierra" para realizar el censo de aves.



*Recomendamos llevar calzado adecuado, gafas de sol, gorra/chubasquero, agua y almuerzo. Si tienes prismáticos, no olvides echarlos en la mochila, si no, nosotros te dejaremos unos.



Te esperamos